domingo, 7 de agosto de 2016

DOS TIPOS DE COMIDA Y UNA SOLA CONCIENCIA

De COMIDA hay de dos tipos: BUENA o MUY BUENA !!!
 
ESTADOS en una persona hay infinitos, tantos como emociones y personalidades. Buen estado solo hay uno: ESTADO DE CONCIENCIA LAS 24 HORAS AL DÍA.
 
DESDE LA CONCIENCIA PODEMOS CAMBIAR LA VIBRACIÓN DE LA COMIDA Y TRANSFORMAR LO BUENO EN MEJOR Y ADECUADO.
 
A través de las personalidades comemos sin observar lo que necesitamos, dependiendo del prisma desde el cual miramos la vida, veremos la comida desde diferentes perspectivas: química, por nutrientes, por animalidad, energética, ying yang, macrobiótica, por placer, por necesidad, por sustitución de afectos, por recompensa, y mil etcéteras, y si tienes hambre verdadera...lo que aborreces o hasta las mismas piedras, mirarás con intención de nutrirte, si no hay nada más. Comer comemos, saciamos las necesidades y los deseos, desde nuestro bienestar social, es fácil.
 
Dependiendo de nuestra formación se adecuará a nuestro estado de conciencia y energético, si comemos desde la ceguera, las digestiones serán pesadas, lentas, y el cuerpo tendrá dos trabajos digerir, evitar riesgos (por ejemplo acumulando colesterol, grasa, y químicos) y reparar daños como por ejemplo los producidos por alcohol,  con las consecuentes necesidades aumentadas de minerales, vitaminas y antioxidantes.
 
Esta formación en alimentación consciente es necesaria porque hoy en día, muchos vivimos en entornos sin contacto con el mundo sano y natural y adquirimos los alimentos desde los estantes del supermercado, unos alimentos que han pasado por los procesos del almacenaje y de la industria químico-alimentaria. En estas circunstancias la conciencia nos sirve para escoger lo mejor en cualquier entorno y para, desde la capacitación zen, cambiar BUENO, EN MEJOR Y EDECUADO. No nos sorprende, desde esta perspectiva zen,  como mujeres menopaúsicas han mejorado sus analíticas y niveles de masa ósea cuando empiezan a realizar meditación zen.
 
Los alumnos zen saben que respirar es alimentarse, no solo de oxígeno y sino también de PRANA, saben que masticar despacio y escoger alimentos de alta calidad nutritiva cambia la vida y el pensamiento, y que activando el sistema energético las necesidades se regulan por sí solas, al mismo tiempo que añadimos algo al alimento, sea éste del origen que sea,  eso que añadimos es conciencia y vibración.
 
VIVE LA VIDA EN CONCIENCIA,  CON OBSERVACIÓN Y SIN JUICIO Y EN ALTA VIBRACIÓN Y LOS "MILAGROS" SE SUCEDEN.



No hay comentarios:

Publicar un comentario