lunes, 24 de octubre de 2016

NOVIEMBRE UN MES PARA EL RECUERDO


Noviembre es un mes que nos recuerda a los que ya no están con nosotros, al menos en un estado físico, y que siguen vivos en nuestros corazones y en nuestros pensamientos.

Desde el zen he estado realizando un trabajo de equilibrio kármico de las madres que habían sufrido un aborto. Durante algunos años me encargaba de este tipo de reset, los mails y la atención de las consultas a lo largo de ese tiempo han sido muchos, muchísimos, al punto de llegar a recibir 600 mensajes en un solo día.

A lo largo de este tiempo mis capacidades  han ido evolucionando, a más trabajo más habilidades, siempre es así. He intentado responder cada caso desde la individualidad, el respeto y la compasión, pues al ser una mujer que también había vivido el proceso podía ponerme en el lugar de quien me explicaba su caso. Al mismo tiempo surgían trabajos paralelos a los que también había que dar atención. Muchos, muchísimos han sido los agradecimientos, y mucha, muchísima la satisfacción de llevar un poco de luz a muchas familias en muchas diferentes partes del mundo. Se acaba este mes de octubre y en noviembre ya solo llevaré unos pocos casos locales. Por tanto este noviembre, me despido del grueso del trabajo con mucha satisfacción y gratitud hacia todas las mujeres que han depositado su confianza en mí.

En el momento en que me ha sido difícil mantener una fluidez de respuesta rápida he decidido ser relevada en este trabajo, con el objetivo de una continuación eficiente. Por otro lado toda la información del alma que he podido recopilar durante este período ha sido transmitida al nuevo equipo. Era hora ya, de tener un poco de tiempo para mí, como me dijeron mis guías en meditación: debes tomar tiempo para tus asuntos, lo importante es traer luz. Y es que durante estos años se ha abierto mucha información dentro de la línea del zen y de la integridad como personas humanas, estas informaciones han sido de gran utilidad para continuar un nuevo trabajo profundo y lleno de esperanza, un trabajo humano y real, basado en el respeto, la libertad, la igualdad y la formación preliminar del alumnado con el único objetivo de conseguir la independencia del ser humano.

Hacía mucho tiempo que no teníamos noticias de nuestro maestro, fallecido hace ya 11 años, ahora que retomamos el camino de la introspección y volvemos a ser maestros de nuestras vidas, se acerca a observarnos sonriente y nos susurra dónde se encuentra, pistas para continuar en al camino y que con mucha alegría celebramos el equipo de GironaZen en AcciónZen.

TE RECORDAMOS SIEMPRE MAESTRO Y LLEVAMOS TUS ENSEÑANZAS HUMANAS Y UNIVERSALES GRABADAS EN NUESTRO CORAZON, SOMOS VOLUNTARIOS PARA TRAER LA LUZ, pero para poder ser voluntario, para mantenernos en el trabajo verdadero, hace falta una premisa, y esa premisa es la integridad: pensamiento, acto, y no juicio, esta es la manera para ser humanos reales, no sigas a nadie, no tengas miedo, se libre, sé tú mismo, para que te crezcan las alas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario