lunes, 13 de marzo de 2017

KA, la herramienta de la supervivencia


Quiénes somos y de dónde venimos son preguntas pertenecientes al misticismo de la raza humana. El inicio de estas preguntas por parte del ser humano se pierde el tiempo. Los intentos de responder a estas preguntas y la información que se ha ido sumando a lo largo de la historia humana, pertenecen a una memoria cosmogónica antigua y de difícil acceso, al tiempo que siempre nos toparemos con  interpretaciones polarizadas de una misma información. ¿A quién creer?


Love is an infinite power, @gengibredulce
El humano dotado de pensamiento, moral y ética intenta explicar a través de  las filosofías el porqué de la vida. Estos pensamientos están presentes desde las más remotas cosmogonías y en todas las culturas, incluso las más primitivas. Todas y cada una de las culturas tienen una explicación de nuestra existencia, un tema que se repite eternamente: quiénes somos, de dónde venimos, dónde está la verdad.

Aunque la humanidad como colectivo responde a estas preguntas, existen muchos misterios que dan pistas en una única dirección. Muchas de las más antiguas culturas, anteriores a la era cristiana explican una serie de acontecimientos que han sido considerados como anécdotas culturales-religiosas, pero que no tienen que ver con nada cultural, ni tan siquiera religioso ( dogones, mohais, mayas, egipcios, aborígenes, etc.)

Hay muchos acontecimientos narrados, muchas coincidencias a miles de kilómetros unas de otras, que los altos estamentos intentan guardar en el anonimato, y que explican mucho de nuestros orígenes, o al menos una parte.

Para el que quiera adentrarse en esta temática ha de saber que es insondable, larga y distractora. Cada humano desde sí mismo puede obtener la respuesta, si es capaz de utilizar las herramientas, que lo acercan a la verdad de este asunto.

La persona que fue nuestro instructor zen hace ya 20 años siempre iniciaba sus clases preguntándonos si estábamos preparados para saber quiénes somos. Era una pregunta desconcertante y ningún alumno era capaz de responder algo coherente. A lo máximo que llegaba la respuesta era a decir su nombre, su trabajo, y el lugar de residencia. Nuestro profesor entonces callaba por un rato, y nos respondía: pregúntalo en meditación.

Existe una herramienta que puede ayudar a responder a estas preguntas a cada uno de nosotros, es una vía directa, sin interpretaciones, una herramienta que nos ayuda a sobrevivir. Los egipcios la llamaban el KA, y es el arte del pensamiento o la voz de la conciencia. Creyendo en uno mismo, parando los pensamientos y poniendo  nuestros receptores sutiles al servicio de aquello que somos (una expresión del amor divino), podemos empezar a escuchar nuestra propia voz que nos habla desde la memoria cósmica, se abre la puerta a lo abstracto, a conocimientos superiores, al recuerdo de quiénes somos, a la herencia del ser humano, a salir de estar perdido en el tiempo y en el espacio, a un poder infinito. Respira profundo y usa esta llave para el autoconocimiento desde la meditación o desde lo cotidiano del día a día.
El científico Stephen Hawking afirma que "los agujeros negros en realidad no tragan y destruyen la información física. En su lugar, la almacenan en un holograma de dos dimensiones fijado en sus bordes."
Pues bien, el humano esta hecho a imagen y semejanza del Universo, nosotros con todas nuestras dimensionalidades y más desde la unicidad,  también guardamos la información y al mismo tiempo estamos conectados y tenemos acceso a la información del cosmos.
Acalla la mente, usa la herramienta vital del KA y sintoniza con la frecuencia cósmica del OM primordial, sé tú mismo.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario