martes, 29 de agosto de 2017

Tradiciones religioso-culturales. Ganesha y su significado oculto


El día 25 de agosto se iniciaron las festividades dedicadas al dios Ganesha, el dios con cabeza de elefante, el removedor de obstáculos.

Las celebraciones populares están llenas de festejos y consumismo a su alrededor, terminan  el 3 de septiembre cuando se sumerge una figura de barro de Ganesha en el río como símbolo de su paso por la tierra, la disolución de los obstáculos a una vida feliz y abundante, y como recuerdo de su vuelta cíclica. Durante estos días de cantan mantras a Ganesha. Un ritual que ha acabado por contaminar las aguas con productos tóxicos.

Este año en España, un párroco ha dimitido por dejar entrar una imagen de Ganesha a modo de romería en una iglesia de Ceuta, se ha considerado un acto inapropiado. Las fronteras culturales se diluyen, nos gusta la fiesta, lo nuevo, el jolgorio…o ves a saber qué.
 
20minutos: Dimite el vicario del Santuario de Ceuta por dejar entrar a la deidad hindú Ganesh a su templo. http://google.com/newsstand/s/CBIwmpK6zjI

¿Pero…que esconde la simbología alrededor de este dios? ¿Por qué las religiones sostienen y abrazan los rituales mundanos en vez de explicar el verdadero significado y el paralelismo de todas las religiones para llegar a la divinidad? ¿Por qué las leyendas de los dioses tienen diferentes lecturas? ¿Qué esconde la leyenda de Ganesha?

Para resolver este misterio  he precisado de la ayuda del tiempo y de líneas que se cruzaron en mi camino, y que dejaron una semilla o llave para el discernimiento  mayor.

Hace mucho que una referente de la India viene a Barcelona cada octubre a dar abrazos, estando allí, sin saber por qué, compré un pequeño elefante-Ganesha de madera que todavía conservo, más tarde supe que era un dios muy venerado en la India.

No he tenido nunca interés en las deidades de otros países así que nunca profundicé en sus leyendas, inclinada más hacia lo oriental, gustaba de ver las imágenes de Kuan Yin, en especial después de ver una película sobre sus leyendas, emitidas por la televisión española. Incluso había soñado estar viviendo en esas tierras.

Hace aproximadamente año y medio un paciente del hospital en estado muy grave, tenía colgada en la pared una foto de Ganesha, son empresarios agrícolas de mi ciudad, pero malabarismos de la vida confiaron en el poder de la creencia en este dios de lo imposible, junto a todo un regimiento de arcángeles cristianos. Y es que con la globalización las creencias se van entrelazando, eso es una realidad.

El camino correcto sería llegar a la semilla, al crisol de todo, a saber que todas las religiones son caminos o líneas, o guías paralelas para llegar a la divinidad, nada más que eso. Las circunstancias sociales, los intereses políticos, económicos, de poder, de control, se han encargado de poner distracciones en todo este enjambrado de celebraciones, donde solo se vive, en la mayoría de los casos, la fiesta sin sentido o sin conocimiento profundo de la esencia humana.

¿Qué representa Ganesha?

El día 24 por la noche una alumna zen me comentó había soñado con un elefante, ella no conocía nada de la historia de este dios. El día 25 empezaron a entrar en Instagram i WhatsApp fotos y videos con elefantes o representaciones de Ganesha. Fue así que me enteré que se iniciaban sus celebraciones, no solo en la India sino también en EEUU  y Reino Unido, entre otros.  Escuché los mantras dedicados al dios, desde la conciencia, y encontré uno que se alineaba con la divinidad, los mantras son rezos con vibración de conexión con frecuencias cósmicas de nivel elevado, así como las oraciones cristianas también lo son.

Decidí realizar una meditación con los 108 om ganapatayé namaha, y mi sorpresa fue la de ver no a un dios hindú, sino a uno egipcio apareciendo en mi meditación. Como tampoco conozco la mitología egipcia, creí que la imagen que veía era la de Anubis, pero era tal mi ignorancia que cuando consulté en la internet descubrí que lo que vi era la diosa ISIS. Era bastante confuso que se mezclaran  las historias de dos culturas, así que decidí investigar un poco más.

Encontré información que realizaba un paralelismo con las deidades de muchas diferentes culturas y explicaba en el fondo la simbología profunda de su representación y mitología.

La madre de Ganesha la diosa Parvati  está en la misma línea de Isis, o la también llamada Madre Divina.  La Madre Divina en su expresión femenina se une al Espíritu Santo para la creación de una nueva vida. Ganesha es la misma línea de Anubis. La Madre Divina  en cada uno de nosotros está presente a través de la Madre Divina kundalini, esa fuerza de energía primordial pura que sube como una serpiente a través del canal de la medula espinal. La subida de la kundalini necesita de sabiduría, del trabajo de los egos y las personalidades, por eso Parvati necesitaba del Ganesha guardián de las puertas, esas puertas son los chacras que madre divina va liberando en su ascenso, liberando bloqueos, karmas, adheridos psíquicos, etc. Ganesha que en sacrificio en la lucha contra estos demonios internos pierde un colmillo. La cabeza de elefante le confiere inteligencia sabiduría, y dominio como líder de los ángeles celestiales en la lucha contra lo oscuro. También la compasión en la línea de Kuan Yin se representa a través de ese demonio vencido, al que no acaba matando sino transformando en ratón a su servicio para su redención, representa a los bajos deseos dominados.

He ahí que todas las religiones tienen una profunda simbología que nos acerca a lo que realmente somos, a nuestra libertad, a esa activación de las más poderosas energías y poderes de nuestra parte divina, las religiones en su semilla que nos guían para conectar con nuestra madre divina, esa energía enroscada tres veces en  muladhara o chacra raíz, y a la que el guardián de las puertas (sabiduría, inteligencia, compasión, y pureza) acompaña en su ascenso y unión con Shiva (padre de Ganesha) o Espíritu Santo para la fusión en el uno, que es la llave  a la libertad y la verdad infinita.

Mantén tu conciencia, respirar, meditar y ver más allá de lo mundano, eso es lo que lo enlaza todo y ya no puedes rechazar nada, sino abrazar en una comprensión que crea un crisol cultural divino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario