martes, 18 de febrero de 2014

El Zinc: un suplemento básico


El "Zinc", nuestro gran aliado!
En las tiendas tenemos una gran variedad de productos, por la Internet podemos encontrar muchas casas comerciales y muchas mezclas, veremos diferentes preparaciones para todo tipo de dolencias…muchas veces no sabremos qué escoger para mejorar de manera natural nuestra salud y podemos perdernos ante tanta información, al final cogemos más de lo que realmente necesitamos, con el consecuente gasto económico, pues los suplementos no son baratos y menos  los de calidad.
Esto es lo que ayer pidió en meditación una buena amiga mía, ella pedía que le llegará una información real y clara de lo que necesitaba para mejorar el físico o la resistencia a los refriados, pues acababa de pasar una gripe.
Mientras ella meditaba en su casa sin yo saberlo, yo estaba buscando en la red Internet productos que mejoraran el estado de la piel, buscando con conciencia llegué al zinc.
Es importante centrarse en buscar las bases, lo más sencillo, aquello de lo que todo parte, como la llave que abre una puerta y a partir de ahí todo es una cascada de acontecimientos.
Ya nuestro profesor hace muchos años y desde su conocimiento como médico cardiólogo nos hablaba del zinc, siempre decía que el zinc era básico pues renueva los minerales del cuerpo y sube las defensas, siempre lo aconsejaba para personas muy debilitadas.
Y he aquí que ayer llegué a la misma información, tanta vuelta para acabar en la misma fuente otra vez: EL ZINC.
Comparto con vosotros esta información que he preparado porque creo que os puede ser de gran utilidad.

Qué es el Zn?
El zinc es un metal. Se le llama un “elemento traza esencial” porque muy pequeñas cantidades de zinc son necesarias para la salud de los seres humanos.
Pero cuál es el porqué de su importancia?

El zinc es importante para un gran número de funciones, incluyendo:
  • Un sistema inmunológico fuerte.
  • Es un componente muy importante de las enzimas relacionadas con la remodelación tisular y la prevención del cáncer.
  • Mantiene el estado de ánimo, la claridad mental y el sueño reparador.
  • Ayuda con los sentidos del gusto y el olfato.
  • Forma parte de 3000 proteínas en el cuerpo y interviene como mediador de 200 tipos de enzimas. 
  • Aumenta su producción de glóbulos blancos y nos ayuda a combatir las infecciones de manera más efectiva.
  • Aumenta las células asesinas que combaten el cáncer.
  • Ayuda a liberar más anticuerpos.
  • Mejora la curación de las heridas.
  • Aumenta los niveles de vitamina A
  • Otros usos incluyen el tratamiento del trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Podría mejorar levemente los síntomas de hiperactividad, la impulsividad, y los problemas sociales en algunos niños con TDAH.
  • Algunos atletas usan el zinc para mejorar su rendimiento atlético y fuerza.
  • El tomar un suplemento de zinc en combinación con cobre, manganeso y calcio también podría disminuir la pérdida de hueso en las mujeres posmenopáusicas.
  • El tomar zinc por vía oral en combinación con vitaminas antioxidantes (vitamina C, vitamina E y betacaroteno) podría retardar el empeoramiento de la degeneración macular senil avanzada.
La deficiencia de Zn
La deficiencia leve de zinc es relativamente común, en especial en niños y bebés, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, ancianos, personas con mala absorción gastrointestinal o enfermedades intestinales como la enfermedad de Crohn y todas aquellas personas con dietas vegetarianas o veganas. Son una serie de factores los que contribuyen con el problema en general de la deficiencia de zinc:
  • Años de prácticas agrícolas comerciales, tales como el monocultivo (plantación de grandes extensiones de tierra con el mismo cultivo año tras año), han dejado nuestros suelos sin minerales naturales como el zinc.
  • Ciertos medicamentos agotan su cuerpo de zinc, tales como los inhibidores de la ECA, los diuréticos de tiazida y los medicamentos para reducir los ácidos como Prilosec y Pepcid, todas ellas marcas regsitradas.
  • Ciertos tipos de alimentaciones, como las vegetarianas o veganas y las ricas en granos, son bajas en zinc biodisponible y ricas en ácidos fíticos, que alteran la absorción de zinc, aunque el cuerpo se adapta y acaba regulando la absorción.
La deficiencia leve de zinc puede provocar resfriados frecuentes y gripe, fatiga crónica y una mala salud en general. En los niños, cuando el crecimiento y el desarrollo dependen bastante de una buena nutrición, el inadecuado consumo de zinc puede provocar alteraciones en el estado de ánimo, pérdida de la memoria, problemas de aprendizaje y un bajo rendimiento escolar.
La deficiencia de zinc también puede contribuir con el acné y los problemas de la vista. La deficiencia crónica de zinc puede afectar los sentidos de la vista, el gusto, el olfato y la memoria. Los puntos blancos en las uñas de sus dedos pueden ser una indicación de que no está obteniendo cantidades suficientes de zinc.
El zinc afecta diversos aspectos de su sistema inmunológico, incluyendo los neutrófilos, las células asesinas naturales, la fagocitosis, la producción de citocinas, la producción de anticuerpos e incluso la regulación de genes dentro de sus linfocitos. Algunos estudios muestran que el zinc podría reducir la duración del resfriado en un 50 por ciento.
El zinc es la molécula principal de las proteínas del timo, que son sustancias inmunológicas producidas por su glándula timo. Sin el zinc, carecemos de una buena defensa inmunológica. Las sales de zinc son mortales para muchos patógenos. La gastroenteritis viral disminuye con la ingesta de zinc debido a la acción antimicrobial directa de los iones de zinc en el tracto gastrointestinal.
La revisión Cochrane encontró que el zinc redujo tanto la duración como la severidad de los síntomas del resfriado común. Y el uso del zinc de forma preventiva ayudó a evitar los resfriados, dando lugar a un menor número de faltas escolares y un uso mucho menor de antibióticos en niños. Estos datos son científicos, registrados y publicados en las revistas de mayor prestigio y recopilados por la blibioteca Cochrane, que puede visualizarse en la Internet, que da acceso a los resumenes sin pago.

Para qué necesitamos el Zinc?
Se necesita del zinc para:
Que el cuerpo pueda utilizar la vitamina B6  
Dormir bien: El zinc, la vitamina B6 y triptófano son necesarios para producir melatonina, la deficiencia de zinc provoca insomnio
El estado de ánimo: Al igual que con el sueño, la vitamina B6 es necesaria para producir serótina, que es crucial para su estado de ánimo  Sentidos del gusto y el olfato: El zinc es necesario para producir enzimas llamadas anhidrasa carbónica (AC), que son muy importantes para el gusto y el olfato, su deficiencia puede conducir a la anorexia
La apoptosis, o “muerte celular programada”. La apoptosis en exceso puede ocurrir debido a mucho o muy poco zinc (de esta forma mueren muchos virus dentro de un ambiente rico en zinc)    Salud visual: Ayuda a prevenir la DMAR (degeneración macular), ceguera nocturna y cataratas
Ayudar a los diabéticos a regular los niveles de insulina
Mantener la salud de la piel: Ayuda a evitar y a tratar la psoriasis, el eczema y el acné (con resultados similares a la tetraciclina)
Apoyo para el Alzheimer: Una gran mejoría en la memoria, entendimiento, comunicación y el contacto social.
Mejores resultados en los pacientes de VIH.

Mejorar la función sexual masculina: Tratamiento para la infertilidad masculina.
Reducir la diarrea en niños con deficiencia de zinc.
Mejorar el efecto antioxidante: El zinc retarda el proceso oxidativo en su cuerpo, aunque los mecanismos exactos siguen siendo desconocidos       .
Mejorar el efecto antinflamatorio: El zinc podría reducir la inflamación crónica y el riesgo de aterosclerosis.
Cuáles son algunas fuentes naturales de zinc?
Estos son algunos alimentos que por 100 gramos nos aportan los siguientes milígramos de Zn:
Ostras:16-182mg
Hígado de ternera:12mg
Semillas de calabaza (asadas): 10mg
Carne de res asada:10mg
Tahini (semillas de sésamo):10mg
Chocolate sin azúcar: 9.6mg ( mejor también sin leche, mínimo del 70%)
Cangrejo de Alaska: 7.6mg
Cordero: 7.4mg
Cacahuates: 6.6mg
Anacardos (secos): 5.6mg
Carne de cerdo: 5.0mg
Almendras: 3.5mg
Queso cheddar: 3.1mg

Qué presentaciones tienen el Zn en forma de suplementos? Cómo escoger un buen Zn?
Podemos encontrar:
Sulfato de ZN, puede irritar el estómago.
Oxido de Zn, se encuentra en protectores solares.
Gluconato de Zn, es una forma sintética de baja absorción.
Picolinato de Zn, es la forma que nos da una alta absorción sin molestias gastrointestinales.
El citrato de zinc se utiliza en las pastas de dientes y los enjuages bucales que se usan para prevenir la formación de sarro y la gingivitis.
Unos 10 mg de Zn son suficientes y se recomienda no pasar de 40 mg al día, se han registrado problemas en personas que llevaban más de 10 años seguidos tomándolo. Se deben consultar las tablas de CDR, cantidad diaria recomendada, por los organismos oficiales para cada edad, sexo y estado (embarazo, etc.). Si estás embarazada el Zn también es muy importante, consulta con tu médico. Si estás tomando medicaciones debes consultar al médico si tomar Zn en forma de suplemento puede interferir con la medicación, incluso si se trata de un simple antibiótico, en este caso para evitar interacciones y una menor absorción del antibiótico se han de separar las tomas de antibiótico y Zn,  2 horas. El Zn también puede interferir con algunas quimioterapias.
Una tabla orientativa que indica la cantidad de Zn elemental CDR.
0-6 meses:    2 mg                           
7 meses a 3 años:   3 mg              
4-8 años:      5 mg              
9-13 años:    8 mg              
14-18 años:   11 mg           
19 + años :   11 mg         
  
Cuando compremos un suplemento miraremos la cantidad de Zn elemetal por comprimido y así sabremos la calidad del producto que compramos. Así mismo la mejor composición para la mayor absorción es el picolinato de Zn, se puede encontrar en la farmacia o ahora ya en casas comerciales de suplementos de calidad como Solgar o Lamberts. 

Interacciones del Zn con alimentos y suplementos

Café
El tomar zinc con café disminuye a la mitad la absorción del zinc. Los investigadores no saben por qué ocurre esto o de lo importante que puede ser esta interacción.

Fibra
El consumo de fibra puede disminuir la absorción del zinc. Sin embargo, con el transcurso del tiempo el cuerpo se adapta al mayor consumo de fibra y aumenta la absorción del zinc.

Fitato (Ácido fítico, mioinositol hexafosfato, IP6)
El fitato es una molécula que se encuentra en los granos (por ejemplo, maíz, sorgo) las legumbres, las semillas (por ejemplo, las semillas de maravilla, de zapallo), y en la soja. El fitato puede disminuir la absorción del zinc. Algunos alimentos con alto contenido de fitatos tienen también un contenido más alto de zinc (por ejemplo, el pan integral versus el pan blanco), y por lo tanto se contrarresta el efecto del fitato en la absorción del zinc. Algunas personas en los países del Medio Oriente, tienen deficiencia de zinc porque comen maíz y pan sin levadura que contienen fitatos. En las poblaciones Occidentales las personas que tienen un riesgo mayor son aquellas que consumen una dieta rica en granos sin refinar, legumbres, proteínas de soja y calcio, y una dieta pobre en proteínas animales. Sin embargo, después de un tiempo el cuerpo se adapta y absorbe el zinc y reduce las pérdidas de zinc en forma más eficiente.

Productos lácteos, alimentos enriquecidos con calcio
El calcio puede disminuir la absorción del zinc. El riesgo de perder mucho zinc no es muy importante a menos de que se consuma gran cantidad de productos lácteos junto con suplementos de calcio. Sin embargo, después de un tiempo, el cuerpo se adapta y absorbe el zinc y reduce las pérdidas de zinc en forma más eficiente.

Proteína
El zinc se combina con las proteínas y solo una vez que la proteína es digerida está disponible para ser absorbido. El tipo de proteína determina la cantidad de zinc que es absorbida. Las proteínas animales generalmente aumentan la absorción de zinc, a pesar de que hay una proteína en la leche de vaca que retarda la absorción. Las proteínas de soja también disminuyen la absorción de zinc, probablemente debido a su contenido de fitato. Estos efectos pueden influenciar el equilibrio de zinc en los infantes; los bebés obtienen la mayor parte del zinc de la leche materna, menos de la leche de vaca, y aún menos de la leche de soja. No se sabe si las dietas ricas en proteínas influyen en el equilibrio de zinc en los adultos.

Vegetarianismo
Las dietas vegetarianas son a menudo ricas en granos y legumbres de manera que contienen más fitatos. La absorción de zinc es probablemente más baja, de manera que este tipo de dieta se considera que produce un mayor riesgo de agotamiento del zinc. Sin embargo, después de un tiempo el cuerpo se adapta y absorbe el zinc en forma más eficiente y reduce la pérdida de zinc.

Y... si me paso de Zn?
Tomar MUCHO puede causar problemas, aunque por lo general se necesita de dosis bastante altas y mucho tiempo para alcanzar niveles tóxicos. El consumo crónicamente excesivo de zinc puede suprimir la absorción de hierro y cobre provocando deficiencias en esos minerales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario