lunes, 3 de octubre de 2016

OTOÑO: UNA SOLUCIÓN PARA ESTAR FUERTES EN EL CAMBIO DE ESTACIÓN

Foto original de  jonis_mcfly
Nos hemos despedido del verano, con sus largos días de luz solar, la playa, la fruta y la verdura exquisita y fresca, especialmente los tomates, las aventuras en la naturaleza, el disfrute de las vacaciones y el tiempo libre, los viajes para quién haya podido realizarlos, y un sinfín de aventuras y quedadas con los amigos para compartir ilusión y tiempo de alegría.
 
La rutina vuelve, el trabajo, los niños, el cole, el jefe, los pagos de matrículas, ay!! hay que ponerse al día y rápido porque la actividad atrapa.
 
Otoño también nos trae ganas de introspección, de repaso de lo hecho y perspectivas sobre lo que vamos a realizar el resto del año, ya que hay muchas cosas programadas con las que cumplir.
El cambio de tiempo y el entorno cerrado del trabajo traen los primeros resfriados. Es bueno prepararse y descansar, si se puede, durmiendo las horas necesarias. Realizar cada día los ejercicios zen nos dan fuerza mental, física y espiritual y hacen que ese descanso sea más reparador y consciente. Alimentarse bien va a ser de gran ayuda, es por eso que os muestro aquí un ejemplo de cena zen ligera y nutritiva para hacer frente a los cambios de estación, esta cena no carga y nos prepara para unos toques zen y una buena meditación antes de ir a dormir.

Por la noche los cereales nos van a inducir al relax, al sueño y van a facilitar una meditación reparadora para nuestro sistema nervioso, nuestra mente,  y nuestro cuerpo físico, así como va a dar alas a nuestra alma.

Foto original gironazen. Piedra alada.
Esta manera de preparar el cereal es fácil, rápida, con toda su energía de concentración yang, calienta el cuerpo, y nutre profundamente, y mineraliza a la vez que nos ayuda a limpiar toxinas. Acompañada de verduras cocinadas y/o crudas es una cena ideal, que nos alimenta manteniendo el peso ideal, siendo exquisita para el paladar. Como le digo a mi hija pequeña, es comida de dioses. El primer día que Norah la cocinó conmigo me preguntó: - ¿porqué es comida de dioses? Yo le respondí:- Espera a oler cuando empecemos a cocinar. Cuando ella se puso a torrar y el aroma del arroz inundó la casa me dijo: -Aaaaaah ahora ya sé porque le llaman comida de dioses!!! hay que olerlo para saberlo!!! Estas sémolas y sus variantes fueron los desayunos de mis tres hijos pequeños. La mayor, Joana, superó su asma con este tipo de nutrición, así como su estado débil, pálido y anémico, producido por un estado inflamatorio crónico. Fue nuestro maestro zen el que nos recomendó este tipo de alimentación y fue un gran acierto seguir sus recomendaciones.


El arroz será preferiblemente integral y ecológico. Se pueden mezclar diferentes tipos de arroz, pero ha de predominar uno, se puede hacer con arroz rojo pero no lo recomiendo porque tiene menos hidrato de carbono y si va a comer toda la familia, con los niños incluidos, se prima la buena nutrición, así podemos incluso mezclarlo con arroz glutinoso.
Foto original gironazen para Acción Zen
El arroz se lava y se pone en un utensilio al fuego, removeremos continuamente hasta que esté perfecta y uniformemente torrado. Una vez torrado se pone a enfriar en un plato y una vez frío se pasa por un molinito y se convierte en harina, puede ser un molinito de piedra o lo que tengas en casa. Para hacer un plato de sémola de arroz solo se necesita la medida de un vaso de buena agua a la que una vez caliente se le añade sal marina y dos cucharadas soperas colmadas de la harina de arroz, en un momento estará espesa y lista!!

Se toma caliente con abundante gomasio por encima, o salsa de soja, o teka (si estáis muy resfriados o débiles), si queréis un plus de proteínas le podéis añadir una cucharada de legumbres.

La crema la podéis acompañar de verduras cocinadas y/o crudas como más os gusten o incluso hacer alguna crema de calabaza por ejemplo con jengibre, cúrcuma, ajo, cebolla o puerro, que es también muy yang y calienta desinflamando el sistema respiratorio.

Variando el cereal, las legumbres y las verduras, esta es la cena ideal de cada noche de otoño!!!!!

OS recuerdo que el mes de octubre y noviembre tenemos CURSO ZEN en GIRONA!!!!
Los que ya estáis admitidos solo tenéis que traer unos calcetines cómodos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario