lunes, 9 de octubre de 2017

Cambio de estación: atención al sistema inmunológico y refuerzo de sistema respiratorio


Los cambios de temperatura y vibratorios de la nueva estación hacen que los programas víricos en el ambiente puedan afectarnos. En situación de normalidad, el hecho de abrigarse y tomar alimento caliente o yang nos va a ayudar a mantener el equilibrio mental y físico.
Mantener la capacidad zen y la respiración con consciencia será nuestra herramienta principal y básica para mantener la temperatura, o preservar la fuerza del sistema inmune en el caso de que hayamos hecho un bajón, bien sea por malas condiciones en el entorno, laborales, emocionales, o incremento del estrés.
Si hemos desarrollado un proceso catarral, entonces hay que parar, necesitamos tiempo para nosotros sin distracciones, hemos de reflexionar y volver a nosotros mismos a través de la respiración y la meditación. Lo primero aparcar el móvil, lo segundo 100% cereal integral o ayuno de líquidos yang calientes, y también nos podemos ayudar de la receta de Jarabe invernal publicada en este blog.
La semana pasada realizamos un taller sobre alimentación 100% yang, hicimos koko. Es un alimento completo que nos ayuda a centrar la mente y a resolver problemas inmunitarios, inflamatorios, respiratorios, nos devuelve al original con toda la energía. Así que después de un curso zen en el que mi afonía casi nos deja sin curso, fue el complemento ideal. Este proceso catarral fue fruto de condiciones laborales de extremo frío, cuando en vez de iniciar la calefacción general en el hospital, funcionaba el aire acondicionado, fue un ataque directo, ya que en dos días yo empezaba con el curso zen, la noche de guardia también acompañó ya que fue de alto nivel de estrés por la gravedad de los pacientes. En los sucesivos días hubo compañeras que trabajaron con fiebre, y otras estuvieron con ventolínR haciendo reposo en casa, y yo aunque con afonía fuerte pude trabajar una guardia más y hacer el curso zen de septiembre con éxito.
Algunos alumnos han empezado en el zen realizando primeras formaciones con otros profesores, y ellos están viendo como no todos hacemos los cursos de la misma manera, y es que la esencia de los cursos ha de ser siempre la misma, tenemos una misión y es la de dar las herramientas básicas para darle la vuelta a todo, pero hay que ser voluntario para respirar con consciencia, nadie va a respirar por ti, de la misma manera que nadie va a masticar por ti, y de hecho no te gustaría, ¿verdad?. Los aprendizajes se realizan para activar el sistema energético a niveles que capacitan para un despertar de la kundalini y los sistemas de navegación dimensionales, evidentemente hasta que la iniciación no se haya completado limpiando todos tus agregados, tus ambiciones, tus vicios, tus bajas pasiones, tendrás un autobloqueo, y pasarás pruebas que marcarán un antes y un después, estarás preparado  con todo lo que necesitas para el día a día, pero no te dejarán entrar en lo sutil de cualquier manera. Por eso es tan importante entrar en meditación sin pedir nada, con la mente callada, para saber quién eres y qué haces aquí, para oírte a ti mismo y recuperar la conexión. Podrás reconocer  a quien tienes delante como un trabajador de la luz porque no te pedirá nada, porque no te hará dependiente de él y porque te guiará hacia tu independencia y libertad. El camino es la vuelta a casa y ayudar a cuantos más puedas para que también lo logren, porque todos existimos en uno. 

1 comentario: