jueves, 17 de mayo de 2012

Desintoxicarnos

Alimentos para desintoxicar el cuerpo y para el buen estado de ánimo.

Información que facilitó la Profesora Olga Cuevas, experta en nutrición y bioquímica y directora del centro de formación profesional Roger de Llúria.

Existe un grupo de población con conciencia de salud, que quieren aprender a comer mejor.
 
Existe otro grupo que come mucho peor, para olvidar o por economía.

Después de las comilonas y las celebraciones,  sabemos que hemos comido muchos alimentos que dejan mucho residuo y es bueno hacer limpieza para que el hígado no se sobrecargue.
El hígado tiene que eliminar muchos tóxicos que provienen de la alimentación, de la medicación...por esto se puede llegar a sobrecargar y enfermarnos.
En todas las culturas se propone un tiempo de desintoxicación hepática para evitar enfermedades. Se hace en la época en que los días crecen, un poco antes de nuestra primavera, a no ser que sea necesario empezar antes porque ya tenemos problemas.

Los remedios que se explican son sencillos y suaves, por ello se hacen durante un tiempo largo, uno o dos meses.

ZUMO DE LIMÓN Y ACEITE DE OLIVA

En ayunas se toma una cucharada de aceite de oliva de primera prensión en frío y una cucharada de zumo de limón. Se pueden tomar juntas o separadas una cucharada detrás de la otra.
Seguidamente se toman unas 25 gotas de un extracto de plantas hepático biliares, que contengan por ejemplo: cardo mariano, diente de león, alcachofera y boldo ( estos tipos de preparaciones ya  vienen hechas)
Se espera como mínimo 15’ antes de desayunar, ya que sino no estimulamos al hígado a que haga la descarga biliar.
Las gotas se repiten antes de comer y antes de cenar.
Puede ser que estos remedios revuelan el cuerpo, si estamos demasiado molestos bajamos la dosis, menos cantidad.
Si estamos haciendo esta limpieza tenemos que cuidar la dieta no hay que tomar fritos, ni grasa saturada, y hay que comer poca carne. Son buenos los cereales integrales, las legumbres, la fruta y la verdura, sobretodo las verduras amargas  y verdes ayudan al hígado. Estas verduras tienen clorofila que es un gran antioxidante también dan  gran aporte de vitamina C y las substancias amargas son ricas en compuestos tradicionalmente conocidos y muy saludables. El rábano negro es rico en compuestos azufrados que desintoxican gracias al citocromo p450, que es un inactivador de ciertos tóxicos.

AYUNO DE LIMÓN

Un día a la semana durante un mes podemos hacer un ayuno que consiste en beber un limón con su piel y todo ( ha de ser ecológico para evitar los difenilos que la industria les añade en la piel, ya que lo que queremos es desintoxicarnos y no meter más químicos.)
El limón entero se pone en una jarra cortado a trocitos y se añade agua, luego se pasa por el túrmix, y se toman dos litros al día. Este remedio puede refrescar mucho el cuerpo ( o sea dar un exceso de ying) por ello en estos días de febrero que todavía tenemos el frío, se acompaña luego de bebidas calientes, como caldos de cebolla, apio y nabo.

LA DEPRESIÓN

Lo que ocurre es que estamos sucios por los químicos, los tóxicos y además tenemos deficiencias. Hoy sabemos que la alimentación repercute en nuestro cuerpo y en nuestra mente.
Directamente el cerebro y el sistema nervioso necesita nutrientes específicos para sus funciones.
Indirectamente los alimentos ayudan al hígado, a la parte neuroendocrina ( hormonal) y al sistema digestivo.
El estado del hígado va afectar a nuestro carácter, a nuestro estado de ánimo. Otra manera de afectarnos es que un disgusto puede provocar una diarrea o un corte de digestión. Y al revés digerir mal  y tener una mala flora va a afectar también al estado de ánimo.

Los nutrientes del SN son:
La glucosa, el cerebro necesita un aporte de glucosa continuo, es su energía. También necesita oxigeno.
La glucosa debe ser de bajo índice glucémico, es decir que se absorba lentamente, como por ejemplo el almidón del cereal integral. Especialmente la avena es la que presenta un índice glucémico más bajo, o sea de lenta absorción.
Cuando  una persona toma azúcares de alto índice glucémico, glucosa pura, azúcar refinado, bollerías, etc., las primeras horas está irritable, eufórico, porque ha tenido un gran chute de glucosa, el cuerpo la compensa rápidamente con la insulina y seguidamente viene una hipoglucemia reactiva que produce decaimiento y depresión.

Si queremos contrarrestar un estado de ánimo bajo hay que introducir precursores de la serotonina como el aminoácido triptófano. Este aminoácido lo vamos a encontrar en la proteína, en el pescado, la carne y los huevos por ejemplo.
Hemos de tomarlo en una proporción mayor que otros aminoácidos, y esto se consigue acompañando las fuentes de triptófano de hidratos de carbono, ya que los hidratos de carbono necesitan la insulina para metabolizarse y arrastran en este proceso a los otros aminoácidos al músculo, entonces el triptófano queda libre para ser aprovechado y no ha de competir con los otros aminoácidos que ya estarán en el músculo.
Alimentos ricos en triptófano son el sésamo y el polen.
El polen se toma disuelto en líquido, de una a dos cucharadas soperas, por el desayuno.
El sésamo se toma de media cucharada sopera al medio día y otra media con la cena, se puede triturar en el molinito de café ( no dejar que se muela mucho) o tomarlo tal cual, masticando bien.

El cerebro tiene una composición lipídica y la mayor parte de estos lípidos son omega 3, en forma de DHA, que se encuentra en los pescados azules de agua fría, la semilla de lino tiene precursores, porque posee cadenas cortas de omega 3.
El cerebro también necesita vitamina B i minerales como el magnesio, que necesita para producir energía y neurotransmisores.
Todos estas substancias se encuentran en una dieta rica, saludable y variada. Lo que no debemos hacer es tomar azúcares, dulces o refinados, ya que son ladrones de estas substancias que necesitamos para un buen funcionamiento y estado de ánimo.
La vitamina B se puede suplir con levadura de cerveza, de una a dos cucharadas al día.
Las semillas y frutos secos en pequeña cantidad, sin abusar, de hecho solo se necesita lo que cabe en un puño a mano cerrada. Son ricos en vitaminas, magnesio i ácidos grasos.
Las algas tipo espirulina contiene casi todos los minerales, vitaminas y aminoácidos libres. Se puede comprar a granel o en cápsulas, si son cápsulas se toman 6 al día repartidas, si es a granel una cucharadita de café al día.
El germinado de alfalfa también se ha de introducir debido a la gran cantidad de enzimas y otras  substancias beneficiosas.
La vitamina B 12 es la única que solo la vamos a encontrar en el alimento de origen animal, en el intestino grueso las bacterias simbióticas también la genera, pero hay que tener una buena flora. Para tomarla en suplemento hay que ir a las herbofarmacias o a las farmacias convencionales.

La astenia y el decaimiento lleva a adicciones como el café, el chocolate y otros excitantes que nos intoxican.
Hay un estimulante natural que es el regaliz en palo o en extracto. Las personas con hipertensión deben moderar el consumo porque retine sodio y puede elevar la tensión. El regaliz estimula y relaja el sistema digestivo.
La jalea real pura ( no las mezclas) se ha de tomar muy poca, tamaño granito de arroz, y previene la astenia primaveral, posee vitamina B 5 que estimula las suprarrenales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario